Twitter:

Últimos comentarios:

sábado, 4 de octubre de 2014

Las incoherencias de la prensa ( Por Baixinho )


Como la gran mayoría de los futboleros, es habitual hacer un repaso matutino a la prensa en búsqueda de las últimas novedades de nuestros equipos o simplemente para leer la opinión de alguno de los ilustres periodistas de referencia. Uno observa con cierta increudilidad "El efecto noria" en las lineas editoriales de los medios de comunicación: Hoy arriba, mañana abajo...si se gana todo es fantástico y orgásmico mientras que un simple empate o una derrota es una incitación al suicidio colectivo.

Aún entendiendo que los extremos venden más que las opiniones moderadas, es obvio que las incoherencias están a la orden del día, es algo bastante propio de tribuneros de puro en mano. De una misma alineación se escuchan comentarios positivos antes del partido y rajadas en canal al acabar en derrota. El resultado acaba mandando y si este no se produce hay que disparar contra algo o contra alguien: El entrenador no tiene ni pxxx idea , el "crack" ya está acabado o la joven promesa no tiene nivel para jugar.

El entrenador:
Es el centro de las críticas y el objetivo perfecto en caso de derrota. Si las cosas van bien todo es fantástico, el entrenador "sabe lo que hace", la planificación deportiva ha sido excelente y la apuesta por los jóvenes valores no solo permite saborear las mieles del éxito sino que asegura un brillante porvenir al equipo. La prensa babea con las diferentes variantes tácticas y los métodos de entreno, todo es maravilloso y hay quien se pregunta ... ¿ Por que no lo fichamos antes ?

A la que el equipo tiene el día espeso y la pelotita no entra, la "apuesta por la cantera" se convierte en una "medida arriesgada" , los suplentes que habían sido sentados en el banquillo por no estar finos se convierten en la solución al partido que no supo utilizar y lo más gracioso es ver que los grandes elogios a los cracks del equipo se transforman en virtuales etiquetas con el nombre "SE VENDE" o "SE REGALA".

Los cracks:
En la misma linea, hemos visto como la afición y la prensa "renovaban de por vida" a sus cracks en el típico partido en el que se salen y como en dos partidos se pasaba a implorar su venta o a solicitar públicamente su "carta de libertad" para librarse del mal.

La prensa:
Yo creo que es una cuestión de concepto, si lo que importan son los resultados al final hay que ser coherentes y definir a principio de temporada que si se gana no importan los medios: Mourinho style. Otra opción es intentar apostar por valores, sistema de juego y virtuosismo por encima de los resultados. Lo que no es lógico es crucificar al resultadista por no hacer "jogo bonito" ni al virtuosista por no golear en cada partido. Son demasidos diarios deportivos, demasiadas horas de tertúlia y demasiadas conversaciones de máquina de café por rellenar....

Mientras haya páginas en blanco y emisoras de radio habrá opinones para todo. Eso si, como decía el conserje de la mítica serie... "Un poquito de por favor...".

Para acabar, me gustaría recomendaros una joya que he encontrado por internet. Un artículo que habla de las "joyas del periodismo deportivo". Es muy bueno, de verdad y aparece la foto de la noticia que tanto impacto causó en el mundo: "Khedira se comió un kebab y no quiso decir nada sobre su futuro" ( Desgarrador ) un claro ejemplo del nivel periodístico planetario. Leerlo, os gustará.

Este es el enlace: http://aberracionesespanglish.blogspot.com.es/2013/11/joyitas-del-periodismo-deportivo.html





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario sobre este artículo:
Puedes hacerlo de manera Anónima, dejando un nombre o "nick" o utilizando tu usuario si te has registrado como "seguidor" del Blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿ Desde donde nos visitan ?

free counters

Editorial:

Los creadores de este Blog no se hacen responsables de los comentarios que puedan dejar sus lectores. Los comentarios se revisan periódicamente y pueden eliminarse si se consideran ofensivos o por petición. Gracias por su visita.